Las mil y una caras del turismo urbano en América Latina


Durante los últimos años las grandes ciudades se transformaron en productos atractivos para ser visitados y en elementos determinantes en la demanda turística. Según las últimas proyecciones de las Naciones Unidas, “en la actualidad más de la mitad de la población mundial vive en aglomeraciones urbanas, superando ya el 75% en los países desarrollados, que se espera llegue al 86% en el año 2050”.

Desde viajes que tienen por motivo los negocios, pasando por el turismo de espectáculos deportivos, festivales culturales, y hasta los paseos de compras se articulan en un entramado de opciones que proponen las ciudades y que dan forma a sus propia definición como destino.

“Las revoluciones que se suceden en las ciudades y en los viajes crean una oportunidad única de convertir el turismo urbano en un excelente propulsor de ciudades más inteligentes, más sostenibles y más inclusivas”, dicen desde la OMT. En América Latina son varias las ciudades que están trazando estrategias en función del concepto turismo urbano. Entre ellas podemos mencionar a la ciudad de Quito.


En los últimos años, Quito se propuso avanzar en un plan de inversiones para renovar su estructura y beneficiar tanto a los locales como a los turistas que lleguen a la ciudad. Lo mismo sucede en Buenos Aires, desde donde vienen planteando el cambio basado en los ejes de tecnología, innovación y sustentabilidad, en función de continuar promoviendo la llegada de turistas.

Por ejemplo, en Buenos Aires se encuentran trabajando en la instrumentación de eco sellos para alojamientos y en cumplimentar la última iniciativa sobre la mejor disposición de residuos hoteleros. Para la promoción de los destinos, los expertos de la OMT apuestan por la conformación de clústeres en los que participen actores públicos y privados de todos los sectores. 

Esta es “una iniciativa que exige que se tome conciencia de que el turismo es un instrumento político de cohesión social y conservación cultural, más allá de su aporte como actividad económica”, reconocen desde la organización. En el caso de Brasil también existen muchos ejemplos de la apuesta por el turismo urbano. Una de ellas es la promoción turística proveniente de Belo Horizonte.
La ciudad, en pleno desarrollo generó una propuesta cultural potente, en base a museos, gastronomía, y múltiples actividades que suman espectáculos deportivos y musicales.

Estos son sólo algunos ejemplos que muestran que algunas ciudades de la región se encuentran en un proceso de cambio de la matriz productiva, donde se toma al turismo como uno de los pilares para el desarrollo de las ciudades. Hay varias ciudades en la misma línea. ¿Qué otras ciudades sumarías a la lista?


2 comentarios:

  1. Buen artículo. En Uruguay es muy común ver a los extranjeros, sobre todo en puntos centrales de comercios cómo la ciudad vieja. Un buen lugar para pasar a vacacionar por el país es el Hotel Bahamas . Tiene fácil acceso a la ruta, lo que permite ser más ágil al elegir un paseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y por el consejo. Sin duda lo tendremos en cuenta. Saludos!

      Eliminar