Textuales: Haruki Murakami aterriza en Hamburgo


"Yo entonces tenía treinta y siete años y me encontraba a bordo de un Boeing 747. El gigantesco avión había iniciado el descenso atravesando unos espesos nubarrones y ahora se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Hamburgo. La fría lluvia de noviembre teñia la tierra gris y hacia que los mecánicos cubiertos con recios impermeables, las banderas que se erguían sobre los bajos edificios del aeropuerto, las vallas que anunciaban los BMW, todo, se asemejara al fondo de una melancólica pintura de la escuala flamenca. Vaya! Otra vez en Alemania!, -pensé.
Tras completarse el aterrizaje, se apagaron las señales de Prohibido Fumar y por los altavoces del techo empezó a sonar una una interpretación música ambiental ramplona de Norwiegian Wood de los Beatles. La melodía me conmovió, como siempre. No. En realidad, me turbó;me produjo una emoción mucho más violenta que de costumbre..."

Con este recuerdo de viaje comienza Tokio Blues (Norwegian Wood), de Haruki Murakami, la novela más vendida del escritor japonés más popular de la actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario